Chau a lo tradicional: Gilipollas nació para crear boxers diferentes (desde Carlos Paz fabrica unos 7.000/mes, pero en junio quiere duplicar este número)
Por clothing-bag, 04/05/2022

Chau a lo tradicional: Gilipollas nació para crear boxers diferentes (desde Carlos Paz fabrica unos 7.000/mes, pero en junio quiere duplicar este número)

En el año 2014 nació en Carlos Paz esta marca llamada Gilipollas, producto de una incertidumbre laboral que estaba viviendo Tomás Ferrerya, luego de haber sido despedido de una empresa local. Junto con su pareja decidieron apostar por un producto llamativo, diferente y que rompa un poco con lo que ya estaba establecido en el mercado nacional: boxers masculinos con llamativas estampas.

Según nos cuenta Tomás, cuando decidieron emprender este negocio comenzaron con una inversión muy baja, y su primera producción salió mal (no cumplió con sus expectativas), sin embargo siguieron intentando y mejorando el producto. Hoy brindan al mercado productos de calidad, tanto para adultos, teens y niños. Y desde hace poco tiempo incorporaron una línea para mujeres llamada "Oh my girl", la cual está compuesta por conjuntos de ropa interior y colaless.

Gilipollas tiene su propia fábrica en la ciudad de Carlos Paz, desde donde elaboran todos sus productos, que son confeccionados con materia prima proveniente de Buenos Aires. En esta fábrica comenzaron produciendo 150 boxers de adultos al mes, pero al día de hoy ese número creció a 7.000, y quiere seguir creciendo -o mejor dicho duplicarse- en junio.

Chau a lo tradicional: Gilipollas nació para crear boxers diferentes (desde Carlos Paz fabrica unos 7.000/mes, pero en junio quiere duplicar este número)

Como mencionamos, sus productos se caracterizan por ser llamativos, componerse por estampas de colores, frases y dibujos. De hecho, recientemente incorporaron una cápsula de edición limitada llamada "Las Pelotas no se manchan", con la que buscan hacerle tributo a grandes leyendas como Michael Jordan, Kobe Bryant y hasta a Ginóbili, Campazzo, Oberto, entre otras. El precio sugerido de venta de los boxers estampados en los comercios rondan los $ 1.500, tanto los de adultos como los de teens, y los de niños los $ 1.200.

Desde Gilipollas venden tanto por mayor como por menor (desde su propia tienda online), pero consideran que su fuerte son las ventas mayoristas, proveyendo sus productos a más de 150 clientes. Tomás nos cuenta además que siempre estuvieron a punto de poner un local propio pero es algo que todavía no lo pudieron concretar, debido a otras prioridades que iban surgiendo. "Hoy optamos -por todo esto que está pasando- por potenciar lo digital, pero la idea siempre está, así como la idea de desarrollar franquicias, algo que nos piden mucho", finaliza Ferreyra.

Etiquetas: