La regla podría ser distinta a los 40 años: así se gestiona el cambio
Por clothing-bag, 12/06/2022

La regla podría ser distinta a los 40 años: así se gestiona el cambio

Del mismo modo que que estamos programadas para prever la llegada de la primera menstruación con un cierto pánico, también anticipamos su desaparición. Pero los años que preceden a la menopausia (que no comienza oficialmente hasta que se pasan 12 meses consecutivos sin menstruar; la edad media a la que aparece son los 51 años) pueden, debido a los continuos cambios hormonales, presentar sus propios retos.

Y son retos para los que muchas mujeres (incluida quien esto escribe) no se sienten preparadas. "Es como estar en la pubertad, pero a los 40 años", dice la ginecóloga Shamsah Amersi, de Santa Mónica. "Pasas por un desequilibrio en el que tus hormonas empiezan a producirse de forma asincopada".

Y aunque cada vez estamos más familiarizadas con el término perimenopausia (que se define como la etapa de transición antes de la menopausia), todavía hay mucha confusión en torno a lo que le ocurre con nuestro cuerpo durante esta época, sobre todo en lo que respecta a la menstruación.

Algunos aspectos básicos a tener en cuenta: en un ciclo menstrual típico, los ovarios producen una hormona llamada estrógeno, que forma el revestimiento del útero, donde podría implantarse un óvulo fecundado. A mitad del ciclo, ovulas, con lo que se libera un folículo maduro que lleva un óvulo. Si no te quedas embarazada, se desencadena la producción de la hormona progesterona, cuya finalidad es eliminar el revestimiento del útero y también regular tu estado de ánimo. (A menudo se la conoce como la hormona del bienestar).

¿Cómo cambia la menstruación con la perimenopausia?

La regla podría ser distinta a los 40 años: así se gestiona el cambio

Según la doctora Amersi, al igual que cuando se es adolescente, cuando tienes 40 años no ovulas necesariamente todos los meses. Por esta razón, puedes desembocar en "un estado de dominancia de estrógenos", lo que engrosa el revestimiento uterino y puede dar lugar a lo que algunas de nosotras hemos llamado cariñosamente “un periodo de escena de crimen”, caracterizado por abundante flujo y dolor extremo. La disminución de la progesterona a los 40 años puede provocar una montaña rusa en los estados de ánimo, insomnio y trastornos del sueño, lo cual se agrava con la habitual caída de la serotonina (la hormona del placer) que los acompaña.

¿Qué es un ciclo normal?

Para discernir alteraciones en el ciclo hay que entender lo que constituye un período saludable: “Siempre trato de evitar la palabra ‘normal’ cuando hablo con las mujeres que vienen a verme con preocupaciones sobre su período, ya que no quiero que nadie se sienta anormal", dice la ginecóloga y cirujana Somi Javaid, de HerMD, con sede en Cincinnati. Según afirma, cuando los profesionales médicos describen los ciclos menstruales tienen en cuenta tres factores: la duración de la hemorragia, la duración del ciclo y el flujo. "Normalmente, la duración del periodo es de 7 días o menos, la duración del ciclo oscila entre 21 y 42 días, y el flujo tiene una media de 4 a 5 compresas o tampones de sangre al día", dice la doctora Javaid, que añade que actualmente se está dejando de medir el flujo en función del consumo de compresas o tampones y que las mujeres simplemente declaran si lo consideran abundante o no.

Lo que muchas mujeres empiezan a experimentar a partir de los 40 años es un cambio en el flujo, la duración y la longitud de sus ciclos. Algunos pueden ser intensos y otros muy ligeros; algunos duran más y otros no tanto; algunas sienten un dolor insignificante, otras se sienten más débiles. Según la ginecóloga, es inevitable que se produzca algún cambio, aunque algunos de ellos no deben considerarse típicos.

Etiquetas: