Vulvovaginitis es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en México
Por clothing-bag, 26/07/2022

Vulvovaginitis es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en México

En lo que va del año, 589.910 mujeres en México contrajeron la vulvovaginitis, según informó la Sección General de Epidemiología. De esta manera, dicha enfermedad de transmisión sexual (ETS) se posicionó como la más común en el país azteca.

La vulvovaginitis comprende la inflamación de la vulva o vagina, que afecta a mujeres adultas, adolescentes y niñas. La causa más frecuente es una infección bacteriana causada por un virus de transmisión, prácticas de higiene deficientes, irritaciones, alergias o debido a otros factores relacionados con las hormonas.

También se puede contraer esta ETS por usar ropa ajustada o no absorbente, así como utilizar mucha ropa sintética y poco holgada que no permita que la zona transpire.

Síntomas de la vulvovaginitis

Vulvovaginitis es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en México

Si sientes picazón y ardor en el área externa de la vulva, ve inmediatamente al doctor. Esta situación podría empeorar aún más cuando se mantiene relaciones sexuales. Asimismo, se pueden presentar cambios en las secreciones vaginales, que pueden volverse blanquecinas y densas.

Prevención de la vulvovaginitis

Lo importante es mantener la vulva limpia y seca. Por ello, los especialistas sugieren evitar polvos o aerosoles al momento de limpiar esa zona. También, recomiendan usar ropa holgada y ropa interior de algodón, en lugar de los que están hecho a base de tejidos sintéticos.

Cuando haya coito, lo importante es tener prevención y usar preservativo, pues es el único método anticonceptivo capaz de evitar una ITS y ETS.

ETS más comunes en México

La segunda enfermedad de transmisión sexual más frecuente en México es la candidiasis urogenital con 148.556 casos registrados. El tercer lugar lo ocupa la tricomoniasis urogenital, con 35 mil 569 casos, afecta también a los mexicanos.

Las afecciones ya mencionadas tienen en común que, aunque afectan a personas de ambos sexos, son mucho más frecuentes en mujeres.

Etiquetas: